Blog

Joseph-Ignace Guillotin

  • 9 Mar, 2017
  • admin
  • 0 Comments
Dr. Joseph-Ignace Guillotin (1738 – 1814). Fue un médico y diputado francés cuyo apellido está asociado con la invención de la guillotina. Sin embargo, no fue el inventor, ni siquiera el fabricante, incluso se puede decir que estaba en contra de la pena de muerte. Su único “pecado” fue proponer a la Asamblea de París que los condenados fuesen ejecutados sin sufrimiento, y pedir la igualdad en las sanciones para todos los ciudadanos, sin discriminación de clase social.
En aquella época los aristócratas eran decapitados (con hacha o espada) y no sufrían tortura, mientras que el pueblo llano era condenado a morir en la hoguera, en la horca o por descuartizamiento. Estas ejecuciones solían ir precedidas por torturas públicas. El método de “la rueda” era uno de las mas brutales: la hacían girar hasta conseguir la ruptura de todos los huesos largos, seguido del “atenaceamiento”, que consistía en arrancar trozos de carne de diversas partes del cuerpo con unas tenazas.
El verdadero artífice de la guillotina fue otro médico, el cirujano militar Antoine Louis, quien ideó este artilugio inspirado en aparatos similares ya existentes en Europa desde el Medievo. Su única aportación fue modificar la hoja con un filo oblicuo, «para que corte limpiamente y alcance su objetivo». La máquina se experimenta primero “en vili ánima” (en ovejas vivas) y el 15 de abril de 1792, en el patio del hospicio Bicetre, con tres cadáveres humanos.
El pueblo francés estuvo dudando algún tiempo entre bautizarla como la Louisette (o la petite Louison), por el nombre de su inventor, o la Guillotine, por el nombre del instigador de la ley. Este último nombre fue el que —para desgracia del infortunado doctor Guillotin— finalmente se impuso hasta hoy día que seguimos llamándola guillotina.
Por otro lado debemos conocer la verdaera historia del Dr. Joseph-Ignace Guillotin. Estudió medicina en Reims y en la Universidad de París y una vez doctorado en 1770 enseñó anatomía, fisiología y patología en la Facultad de Medicina de París (1778-1783). Llegó alcanzar una elevada reputación en su lujoso consultorio de la Rue de la Bûcherie, a la vez que atendía gratuitamente a los pobres en la parroquia de Saint Séverin. Como médico, formó parte de la Comisión Real nombrada para estudiar el “magnetismo animal” o “mesmerismo” ( movimiento impulsado por el médico alemán Franz Anton Mesmer) y que vendría a ser, más o menos, lo que hoy llamamos hipnosis.
Su mayor logro en la historia de la medicina, fue potenciar y apoyar en Francia la utilización de la vacuna contra la viruela de Edward Jenner. En 1805 es nombrado Presidente del Comité para la Vacunación en París.
Una leyenda urbana mas, afirma que ejecutaron al Dr. Guillotin con su propia máquina. Es falsa, ya que la causa real de su muerte fue el carbunco (Ántrax) en su hombro izquierdo.
Como ven el filantrópico doctor Guillotin, no tiene nada que ver con la imagen de un feroz revolucionario con ganas de cortar cabezas, sino todo lo contrario.
http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/la-guillotina-el-invento-infernal-de-la-revolucion_8737

Share This Story

Categories

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si cierra esta ventana está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR